Cómo afrontar una estrategia de Social Media desde 0

Cuando queremos empezar a generar tráfico, monetización, ventas, etc., con la ayuda de Social Media como uno de los principales canales para alcanzar dichos objetivos, lo más importante es iniciar un proceso previo a la publicación de post, ofertas, etc., en las redes sociales. A continuación vamos a ver en breves pero completos pasos, que deberemos hacer si queremos conseguir el éxito con nuestra estrategia de Social Media.

En primer lugar hemos de decidir cuál va a ser nuestro objetivo a cumplir, nuestra meta a alcanzar, ya que ello va a enfocar de una forma u otra totalmente distinta la estrategia. A modo de ejemplo, si lo que queremos es promocionar un nuevo producto será muy diferente a si queremos realizar un sorteo para conseguir únicamente seguidores.

¿Quiénes nos van a comprar?

Siguiendo con el ejemplo de la promoción del nuevo producto, será muy importante la selección del target objetivo, es decir, aquel usuario tipo que va a consumir nuestro producto y que por tanto ha de ser el que reciba los impactos promocionales de nuestra estrategia de Social Media. Suponiendo que hablamos de gafas de sólo con efecto espejo, imaginemos que el usuario tipo es una chica de entre 16 y 25 años de edad.

Con la información anterior ya estamos en posición de hacer una de las elecciones más importantes de toda nuestra estrategia, seleccionar la red social en la cual vamos a realizar la estrategia de promoción. Muchas empresas creen erróneamente que se ha de tener una única red social y sobre ella operar con todas sus estrategias de marketing y promoción. Eso es sin duda un error ya que cada red social tiene un usuario tipo que es el que nos puede interesar más para una serie de objetivos pero menos para otros. De modo que aprovechando la facilidad de acceso a las mismas, deberemos adaptarnos a nuestro objetivo y parte de esta adaptación será trabajar sobre una red social u otra. En el caso anterior podríamos optar por seleccionar Instagram como la red social que más se ajusta a nuestro usuario tipo y que más coincide con el suyo.

¿Es necesaria ayuda externa en la promoción?

Tras este importante paso nos faltará elegir bien la tipología de la promoción o como vamos a conseguir que una publicación en esta red social acabe causando el impacto que nosotros esperamos. Para ello deberemos ser conscientes del tipo de contenido que funciona en esa red y entre el target objetivo que tenemos en esta campaña. En el caso de Instagram, promoción de gafas de sol con efecto espejo y para chicas de entre 16 y 25 años de edad, puede resultar interesante la publicación de imágenes con influencers de dicha red social que lleven puestas nuestras gafas, y en los últimos tiempos pueden estar teniendo gran viralidad aquellas que se realizan en blanco y negro y únicamente en color el cristal de las gafas. Pues sobre esta información construimos nuestro siguiente punto. En este caso captación de talento para nuestras imágenes.

Aquí se inicia un proceso algo más complejo relacionado con las relaciones con influencers, etc., que acaba por intentar contactar con aquellas personas que más éxito tiene y que sus cachés se ajustan a nuestro presupuesto o incluso el envío de modelos gratuitos a otras de menor capacidad de influencia. En el primer apostamos toda la promoción a una persona, en la otra más personas con menor repercusión pero también menor coste.

Por último faltaría el análisis de resultados para ir modificando aspectos como las horas de publicación, diseños de más o menos interés, incluir enlaces a la tienda online hasta la home, hasta una categoría determinada o hasta el modelo en concreto, etc.

 

Puntúalo!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 1,00 out of 5)
Cargando…

Deja una respuesta