Cómo mejorar la tasa de conversión de tu web

Primer paso, conseguir tráfico. Segundo paso mejorar la tasa de conversión, sencillos trucos para sacar el máximo partido a tu tráfico web

Aumentar tasa

 

Recibes tráfico a tu sitio web y sin embargo tu tasa de conversión es bastante triste. Algo está fallando y el motivo es claro, tu web no es capaz de convencer al usuario para que convierta. No se trata de atraer más tráfico sino de implementar una serie de mejoras y acciones que consigan que el usuario convierta y cumplas el objetivo que persigues con tu web.

No descuides tus páginas internas

Seguramente has visto páginas web cuya página de inicio parecen perfectas. Encuentras de todo, casos de éxito, ebooks descargables, testimonios de clientes, beneficios de sus productos…todo esto está muy bien sin embargo luego llegas a páginas internas y no hay absolutamente nada de esto. Hay que tener en cuenta que la mayoría del tráfico orgánico generalmente llega a las páginas internas de tu sitio web. Por lo tanto, solo centrarte en crear una página de inicio que atrape al cliente es un auténtico error. Por lo tanto, cuida al detalle tus páginas internas, tanto de tus servicios como de tus post con llamadas a la acción, beneficios, testimonios y todos los elementos mencionados anteriormente. Estos elementos deben aparecer a lo largo de toda tu web y no solo en la página de inicio.

Personaliza tus contenidos

Si a la hora de ofrecer tus productos a tus clientes potenciales en tu público objetivo existe variedad de edades y de localización geográfica que pueden afectar a la decisión de compra, deberás personalizar el contenido. Si haces por ejemplo una campaña de Adwords tal vez no debas enfocar una landing page de la misma manera para tu público más joven como para el más adulto por mucho que sea el mismo producto. De la misma forma, si por ejemplo alquilas coches en Mallorca, tendrás que adaptar distintas páginas para el público español y para los turistas alemanes por ejemplo. No se trata solo de traducir la página, sino de adaptarla a las necesidades y peculiaridades de cada segmento dentro de tu público objetivo para mejorar tus ratios de conversión.

Atrapa a tu cliente y no lo sueltes

Olvídate de textos en los que no paras de repetir lo bueno o profesional que eres destacando en todo momento las bondades de tu producto. Esto debe darse más que por sentado, nadie quiere comprar un mal producto a alguien que no es serio. En su lugar, deberás centrarte en los beneficios que ofrece este producto o servicio a tus clientes, qué problemas le solucionan y le hacen la vida más fácil. Ese es el camino para captar la atención de tus potenciales clientes y no dejarlos marchar.

Dirige al usuario por tu web

Imagina que has conseguido posicionar algunas de tus páginas en las búsquedas de Google. Un usuario que está buscando exactamente la información que tú proporcionas llega a tu página, lee tu texto el cual está muy bien pero termina y poco más puede hacer. ¿De verdad esperas que se ponga a investigar por tu web? Si el usuario realmente está interesado y es un potencial cliente va a querer más así que utiliza llamadas a la acción para mejorar la interacción dentro de tu web. Ofrécele un formulario para que se ponga en contacto contigo, llévale a otra página donde pueda aplicar la información, comprar el producto o contactar contigo. El usuario ha llegado a tu página, ahora debes guiarlo para que cumpla el objetivo que persigues y conseguir que ambas partes salgáis ganando.

Puntúalo!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja una respuesta