Cómo sacar el máximo partido a tu tasa de rebote

Aprende unos trucos fundamentales para sacar partido a la tasa de rebote de tu web

Mejorar Tasa de Rebote

La tasa de rebote es una de las estadísticas más conocidas de Google Analytics y al mismo tiempo una de las más temidas por parte de los webmasters. Para comprender bien su utilidad, primero hay que saber cómo Google interpreta la tasa de de rebote. Esta métrica hace referencia a cuando un usuario entra en tu web y se va de ella sin realizar ninguna acción más. Esto quiere decir que no visita otra página, sino que directamente cierra el navegador, la pestaña o tal vez vuelve hacia atrás.

Esto es considerado por muchos como algo negativo ya que una tasa de rebote elevada puede significar que a tus usuarios realmente no les gusta lo que están viendo en tu web y por eso la abandonan o no siguen visitando otras páginas en busca de mayor información.

Sin embargo, esta interpretación tan básica realmente es un error y quedarse en la superficie de la analítica web no te permite sacar conclusiones que realmente valgan la pena. Por ello, lo que habría que hacer es analizar la tasa de rebote de tu sitio desde otras perspectivas.

  • Por canal: A través de Google Analytics puedes analizar la tasa de rebote que produce cada uno de los canales mediante los cuales obtienes tráfico a través de tu página web. Gracias a esta opción puedes ver por ejemplo si el dinero que has invertido en SEO está siendo rentable. Tal vez si el rebote de todo tu tráfico procedente de los buscadores es elevado, quiere decir o que no estás eligiendo bien las palabras clave por las cuales te estás posicionando o que el texto en tu web no es el adecuado para dicha búsqueda.
  • Por dispositivo: Tal vez tu contenido es genial y muy interesante para tu usuario pero si tu web no está correctamente adaptada a dispositivos móvil o tu diseño responsivo es bastante deficiente los usuarios deciden abandonarla cuando la visitan a través de su dispositivo móvil. Si tu tasa de rebote a través de estos dispositivos es elevada seguramente tengas justamente ahí un problema. Sin embargo tampoco te alarmes porque es más habitual que un usuario de dispositivos móviles entre, lea el contenido y se marche en lugar de un usuario que está desde el escritorio que es más propenso a visitar más páginas.
  • Por contenido: Analizando la tasa de rebote de cada una de las secciones de contenidos que tienes en tus web puedes ver cuáles están funcionando mejor. De esta forma te ayudará para planificar un calendario editorial para la publicación.
  • Por zona geográfica: Si tienes un negocio local por ejemplo en Madrid y te has posicionado bien para determinadas palabras clave sin la localidad, es fácil que las visitas que lleguen desde otras localidades te generen un porcentaje de rebote alto, por lo tanto a nivel general esta métrica no tendría valor para ti.
  • Por visitantes: Es fácil ver como un visitante nuevo tiene un mayor porcentaje de rebote que uno recurrente. El recurrente ya está fidelizado y conoce la navegación de tu web mientras que alguien nuevo puede gustarle o tal vez no ser lo que estabas buscando.

Ya ves que quedarte a un nivel general a la hora de analizar la tasa de rebote de tu sitio no es lo más adecuado. A partir de ahora podrás interpretarla correctamente.

Puntúalo!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

1 comentario

  • pablo

    Abril 14, 04 2015 05:32:05

    Buen articulo, una pregunta: que porcentajes de rebote se consideran negativos o muy malos?un 70%?un 90%?
    Voy a seguir leyendo todo tu blog que tiene muy buena pinta.
    Gracias y un saludo

Deja una respuesta