El error que muchas empresas están cometiendo en Linkedin

Una nueva e intrusiva forma de captación de clientes a través de Linkedin. Tarde o temprano te tocará a ti…

linkedin para empresas

“Hola, soy tu contacto de Linkedin… ¿no me conoces?” Así da comienzo una conversación telefónica no solo extraña, sino poco productiva y que genera cierto resquemor ante la compañía a la que representa este avispado usuario de la que, a priori, es la red social más seria.

Seguramente sabrás de lo que estamos hablando y es que durante los últimos 2 meses se ha extendido una estrategia algo invasiva de captar leads mediante Linkedin. El procedimiento es muy simple: un comercial llama a tu teléfono móvil presentandose como “Pepito Pérez”, tu contacto de Linkedin. En primer lugar, hace como si se sorprendiese de que no lo conozcas a pesar de ser “amigos en Linkedin”. Seguidamente despliega todas sus dotes comerciales para venderte un estudio  personalizado de tu situación económica, “sin compromiso alguno”, independientemente de que seas o no cliente de este importante banco al que representa.

El caso es que este vendedor propone concertar una cita para mañana mismo, sin dar muchas explicaciones de qué es exactamente lo que intenta vender. Si educadamente se le solicita que envíe algún tipo de información via email, o incluso por medio de mensaje privado en Linkedin, este comercial responde que no dispone de material que enviar. La conversación no dura más de 5 minutos puesto que la verdad es que el comercial no tiene mucho más que decir. Después de esta conversación, no se vuelve a saber nada de este contacto salvo una notificación en nuestro panel personal de Linkedin que nos indica que el usuario ha estado visualizando nuestro perfil.

Extraño, ¿verdad? Pues aquí no acaba todo: después de una semana desde la misteriosa llamada, un número muy largo aparece en la pantalla de nuestro móvil. Descolgamos y descubrimos que otro contacto de Linkedin llama representando a la misma entidad financiera proponiendo justo lo mismo.

Lógicamente, después de cada conversación realizamos una búsqueda en Linkedin para indagar más sobre estos usuarios y comprobamos que efectivamente trabajan para este importante banco. Seamos sinceros: ¿de verdad te acuerdas de todos los usuarios que tienes en tu lista de contactos de Linkedin? Lo cierto es que la estrategia resulta algo agresiva e incómoda para el usuario que recibe la llamada. Independientemente de que nos interese o no la propuesta de reunión, choca el hecho de que en lugar de mandar el típico mensaje de spam por medio de esta red social, decidan hacer una llamada con escasa información de valor para el receptor. También sorprende el hecho de que a los pocos días un compañero de este comercial haga lo propio.

Como vemos, el spam dentro de la red social por excelencia en el mundo de los negocios se expande fuera de los teclados, saltando a las llamadas telefónicas. Sin duda alguna, el resultado es negativo para el banco pues la imagen preconcebida de un compañía tan grande se transforma en otra mucho más informal. Además, tras estudiar la actividad del perfil corporativo de la compañía en Linkedin, da la sensación de que no saben sacarle partido a una red social tan interesante.

Sin duda, en el caso de que este tipo de procedimientos se extienda, tenemos la opción de quitar nuestro número de teléfono de nuestro pefil de Linkedin, así también como de todos los sitios web donde esté publicado. Los usuarios podrán contactar con nosotros a través de otros medios, ya sea mediante mensaje privado o correo electrónico, que siempre serán menos molestos que una llamada telefónica.

Nos queda la duda de si esta estrategia ha sido tomada tan solo por una sucursal del banco o de si se trata de un movimiento común para el resto de sucursales.

Y vosotros, ¿habéis recibido este tipo de llamadas? ¿Qué os parece la estrategia?

(Colaboración de Alberto Tendero)

Puntúalo!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

1 comentario

  • Alfonso J. Centeno

    Octubre 08, 10 2014 05:44:25

    En mi modesta opinión, esto es un despropósito del banco en cuestión, que para empezar no tiene ni idea de Marketing digital, ni sabe lo que es Linkedin, ni tiene la menor idea de lo que es la ética ni la moral, utilizan cualquier medio para darte la paliza pues no es otra cosa, y no sólo pasa con Bancos, es que no tienen ningún control del tema comercial, ejemplo: te llaman de Jazztel, te informan, les dices que no te interesa, y al día siguiente te vuelven a llamar para la misma oferta que ya rechazaste tan sólo dos días atrás. Yo creo que subcontratan un Call-center para darte la charla, los cuales no saben ni por donde se andan, y eso es en definitiva lo que ocurre, pésima imagen para el que lo hace, y puro cabreo para el que lo recibe.

Deja una respuesta