Como evitar ser penalizado por Google

Si tienes una página web o trabajas en el sector de marketing serás consciente de lo difícil que es mantener a Google contento. Todos tratamos de no ser sancionados por Google, para que los rankings de nuestro negocio/web no reciban un impacto negativo. Sin embargo, hoy en día con las continuas actualizaciones de los algoritmos de búsqueda de Google es muy difícil, y casi imposible saber lo que se trae entre manos.

Por suerte, estas sanciones reducen las consecuencias que nuestro negocio puede sufrir si somos atacados por links bomba.

Hoy vamos a compartir cuatro maneras de evitar ser penalizado por Google. Esto no es en ningún caso una guía completa, pero si unos pequeños consejos útiles. Sara Lopez, estudiante de Ingeniería informática en Dinamarca y Country Marketing Manager en España de Trendhim, una empresa danesa de accesorios para hombres, nos cuenta cómo evitar penalizaciones basándose en  su experiencia y su debut en el mundo del SEO.

1. Usar palabras clave con moderación

La mejor táctica de SEO, tal y como todos sabemos es la utilización de palabras claves que sean relevantes para nuestra web, de manera estratégica. En lugar de enlazar siempre  a la misma palabra, algo que puede llamar la atención de Google y hacerle pensar que estas comprando enlaces, es recomendable repartirles de manera estratégica, buscando palabras que tengan relación unas con otras y a su vez con el contenido de la página web. Esto ayuda a los motores de búsqueda a determinar sobre que va tu web y si es útil para los usuarios, y si lo es, los rankings subirán.

Por ejemplo, si tu empresa es una tienda de joyas para hombre, como es mi caso, los enlaces salientes tendrán que ir dirigidos a webs relacionadas con el sector de la moda. De la misma manera, si yo quiero conseguir enlaces a mí una categoría especial dentro de mí misma tienda, el anchor text con el que enlace tiene que ser diferente. Veamos un ejemplo: Si quiero enlazar a la categoría de pulseras, puedo utilizar varios anchor texts: pulseras para hombre, pulseras de hombre…. Siempre cambiando para no llamar la atención.

2. No compres enlaces

Todos sabemos que la manera más fácil de subir en los rankings de Google, conseguir más exposición y generar tráfico a tu web es conseguir enlaces. Y es verdad, siempre y cuando se haga de manera orgánica.

La construcción de vínculos naturales es aquella que beneficia a los lectores, es decir, toda aquella que contiene contenido los lectores consideren útil, contenido que los usuarios realmente quieren leer, vincular o compartir con otros. Lo que resultará en una penalización instantánea de Google es la compra de enlaces, la venta de enlaces o el trabajo en esquemas de enlaces recíprocos.

Algunas empresas, para perjudicar a sus competidores se dedican a comprar enlaces cuyos anchor texts no tengan relación con la web, con el objetivo de perjudicar a sus competidores y hacer que sus rankings disminuyan.

Sin ir más lejos nosotros lo hemos experimentado, hace un año, nuestra empresa fue atacada por más de 1500 links bomba, bajo el mismo anchor text: porno. Algo que le hacía ver a Google que éramos una página relacionada con la pornografía. Puede que nuestros productos sean sexys, pero de ahí a ser considerados pornográficos, hay un mundo. Y así se lo hicimos ver a Google, conseguimos solucionarlo en la mayor medida posible, pero siempre quedan restos.

Hoy en día, más de un año más tarde, este es nuestro perfil:

3. Subir con contenido único

Generar contenido útil y de calidad es la base de gustar a Google. Esfuérzate en generar contenido que tus lectores realmente quieran leer, empieza a pensar los temas, cada palabra, deja de publicar por publicar y optimiza tu contenido.

Evita duplicar o copiar el contenido de otras páginas. A Google no le gusta eso. Y tampoco se basa en llenar el contenido de palabras clave, a Google tampoco le gusta eso. Evita llenar tu contenido con palabras clave repetitivas, incluso si es relevante para esa página.

4. Crea títulos en la web y en los propios artículos

Cada elemento en la web es importante, desde los títulos hasta los pies de página.

A la hora de estructurar cada artículo, o la propia web, tienes que tener el en cuenta lo siguiente:

  • Debe contener una cabecera clara concisa y exacta con el contenido que contiene. Cuanto más diga sobre la página/articulo y más breve sea mejor. En definitiva, un título debe ser atractivo y describir el contenido de la página.
  • Debe contener headings (h1, h2, h3…) El h1 se debe encontrar lo más cerca posible de su cabecera. El h2 sirve para complementar el h1 y complementar la información del título. Y lo mismo con sus consecutivos, siendo sencillos y concisos.

Autora

Sara López Alaguero

Sara es una estudiante universitaria de Ingeniería Informática en VIA UC  y Marketing Manager en Trendhim. Expresa su amor por la moda y el diseño a través de su blog y redes sociales.

Experta en Marketing Online, SEO y Linkbuilding, tiene como principal pasión la informática, y dedica su tiempo libre a indagar en este campo y aprender lo máximo posible.

FacebookInstagramTwitter y LinkedIn.

 

 

Puntúalo!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja una respuesta