El marketing por Internet ya supera en credibilidad al de televisión

Cuando una empresa presenta un presupuesto de publicidad a su agencia de marketing, es frecuente que la diferencia entre éste dirigido a la televisión y el que está destinado a la publicidad online sea considerablemente importante.

Marketing en internet

Pagar 10.000 euros por un anuncio en televisión casi se antoja escaso o insuficiente, pero hacerlo para un anuncio en Facebook es cuanto menos una estrategia a largo plazo. Curiosa situación en la que la segunda plataforma cuenta con más de 1.000 millones de usuarios, una cuota de mercado que ya le gustaría poder abarcar a cualquier cadena de televisión.

Sin embargo, esta situación podría equilibrarse cada vez con mayor ritmo, dado que los últimos informes respecto a marketing digital, uso de dispositivos y percepción del consumidor dan la batalla por ganada a Internet que, si bien no precisa de unos presupuestos tan abultados como la televisión, su porcentaje comienza a ser superior en los planes publicitarios de las empresas.

Uno de los factores que más está motivando un cambio de tercio se centra en la credibilidad transmitida por el contenido digital, que en comparación con el de la televisión gana bastantes enteros como para que las agencias de marketing se vuelquen a ofrecer sus campañas en este entorno.

De forma práctica, IAB España (Interactive Advertising Bureau) ha confirmado un incremento de la inversión publicitaria en medios digitales durante la primera mitad del año 2016 de un 24% en relación al mismo periodo del año anterior, en total 754 millones de euros.

La imparcialidad informativa, la participación en redes sociales y posibilidad de segmentar el contenido y la publicidad son los principales factores por los que los usuarios están apostando cada vez más por Internet como principal fuente de información por encima de la televisión y, en consecuencia, le otorgan un mayor nivel de credibilidad que la televisión, donde el concepto de publicidad cada vez se fusiona de manera más difuminada con la teórica información contrastada.

Por otro lado, los hábitos sociales de los usuarios también está afectando a la importancia creciente de Internet, ya que por sí solos los ordenadores de sobremesa no podrían vencer nunca a la televisión. Ahora tienen de su lado a los teléfonos móviles.

El usuario medio español no sólo dedica más horas al uso del teléfono móvil (4,24 horas al día, según el III Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente ofrecido por Rastreator.com), sino que cada vez es más frecuente la superposición con otros medios de manera que se usa el smartphone mientras se ve la televisión, por ejemplo. Esto otorga un poder de captación superior a la publicidad en Internet, sobre todo si está enfocada a su consumo a través de un teléfono móvil.

El smartphone se puede disfrutar en casa, en la calle, en el trabajo, en el gimnasio. “En cualquier momento y en cualquier lugar” son máximas que seducen considerablemente a los departamentos de marketing, hasta el punto de que en la actualidad los móviles son los claros favoritos a convertirse en los principales canales de comunicación entre empresa y usuario.

Puntúalo!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

2 comentarios

  • Juan Ramos

    Septiembre 07, 09 2016 09:30:35

    Es que esto cae por su propio peso. En la televisión somos receptores de todo el bombardeo de contenidos durante una parrilla de programación, y la publicidad viene de igual manera. Salvo la programación de temas especializados donde se espera recibir anuncios del tópico que se consume en ese momento.
    En cambio en Internet los usuarios dejan la pasividad y son activos, ellos buscan la información que necesitan consumir, y por ende, la publicidad digital también viene segmentada de acuerdo a sus intereses. Leemos, comprendemos, llegamos a discernir entre una gama de posibilidades, pero todo está bajo nuestro control todo el tiempo.
    Saludos.

  • Amalia Gómez

    Septiembre 06, 09 2016 12:05:29

    Los anuncios en televisión se hacen cada vez más tediosos y el usuario aprovecha ese tiempo de publicidad (en torno a 6-7 minutos) para hacer otras muchas tareas; como por ejemplo revisar sus dispositivos móviles, lo cual hace que se pierda efectividad en ese tipo de publicidad.
    Por el contrario la publicidad en medios digitales, está más “segmentada” y logra llegar a nuestro “target” de manera natural, por lo que a la larga aumenta la rentabilidad de nuestras campañas.

Deja una respuesta