El marketing en la Super Bowl

En el marketing actual hay dos principios básicos que todo profesional debe intentar seguir, para así estar al día de las tendencias más innovadoras en el sector. La primera de ellas es monitorizar a Coca-Cola. Todo lo que haga la marca de refrescos puede considerarse una acción de marketing planificada concienzudamente y, en muchas ocasiones, supone una auténtica revolución con respecto a los estándares del momento.

En segundo lugar, hay que hacer un seguimiento también del mayor acontecimiento deportivo de cada país. En estos días recientes lo podemos hacer de la Super Bowl, pues es en ella donde el marketing invierte todo su potencial y donde podemos identificar las novedades más arriesgadas y las más rentables del sector, no siempre coincidiendo entre ellas.

Los mejores (y más caros) spots televisivos del año

Para los grandes actores del marketing, la Super Bowl implica la inversión millonaria en emisión de spots televisivos, tanto de eventos y productos de entretenimiento (discos, películas, videojuegos) como de servicios de diversa tipología.

Es innegable el impacto mediático que supone emitir un spot durante la Super Bowl, lo que inevitablemente se identifica también en la inversión necesaria para ello. En esta edición, las empresas han tenido que desembolsar unos 4 millones de dólares por anuncios de 30 segundos de duración.

El marketing online en la Super Bowl

Tanto por razones económicas como por tendencia social, la publicidad digital ha cobrado fuerza en estos últimos años en relación a la Super Bowl. Hay que tener en cuenta que en la reciente edición 4,1 personas de cada 10 espectadores estuvieron conectadas a alguna red social durante el partido.

Los anuncios en este día son más exigentes a nivel económico, sin embargo la actividad digital crece tan exponencialmente, que la rentabilidad está bastante clara.

El “real time marketing”

Uno de los factores que más desarrollo ha obtenido sobre todo este año es el denominado “real time marketing”, es decir, el marketing en tiempo real. Esta estrategia consiste en aprovechar al máximo todo lo acontecido durante la celebración de la Super Bowl, para poder obtener rentabilidad publicitaria y, en consecuencia, económica.

Las redes sociales son las principales herramientas para conseguirlo, siendo Twitter la base por excelencia de estas campañas. No obstante, el desarrollo gráfico y audiovisual, con sus canales correspondientes, también exponen ventajas para las marcas que consiguen aprovechar esta metodología.

El marketing viral antes y después

Lo que sí venía afianzándose los últimos años es el denominado marketing viral. Para ello, los días previos a la Super Bowl, así como también uno o dos posteriores al evento, sirven para generar contenido publicitario relacionado con campañas que verán la luz durante el partido.

Gracias a esta estrategia, las marcas no dependen exclusivamente del impacto ocasionado el día de la emisión de su spot publicitario, sino que pueden motivar la creación de campañas y hashtags vinculados a dicha acción promocional, conseguir la propia intervención de los usuarios y seguir rentabilizando su inversión, incluso cuando la Super Bowl ha indicado que el partido terminó hace días.

Puntúalo!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja una respuesta