Cómo mejorar la usabilidad de un e-commerce

Cada vez son más las páginas web que se enfocan a la venta de productos y servicios, es decir, e-commerce. Si triunfan y consiguen un buen nivel de ventas pueden ser todo un acierto, sin embargo, para llega a este punto, hay que esforzarse mucho e intentar optimizar todo lo posible cada uno de los factores de la web.

Por ello en este artículo te vamos a dar algunos pequeños consejos para que puedas triunfar con tu página de ventas online.

Crear un menú sencillo

En primer lugar, debes crear un menú muy sencillo, un menú claro, coherente y estructurado en el que sea sencillo encontrar la categoría que el usuario está buscando. Hay que tener en cuenta que lo que quiere el cliente es encontrar de forma rápida aquello que quiere comprar, de lo contrario abandonará la web sin dudarlo.

Por eso, puedes ordenarlo por orden alfabético o por tipo de producto, pero siempre que tenga un sentido y un orden que el usuario pueda comprender al momento.

No poner muchos niveles internos

En segundo lugar, no olvides que la web debe ser lo más “amigable” y “navegable” posible, es decir, que no haya categorías y subcategorías infinitas y que también sean coherentes. Lo mejor es hacer que el usuario no tenga que hacer muchos clics para llegar al producto que necesita, porque en ese caso, si tiene que perder mucho tiempo en encontrar lo que busca, el porcentaje de abandono aumentará.

Dar toda la informacion necesaria

Algo muy interesante también para mejorar la usabilidad de un e-commerce es dar toda la informacion que pueda llegar a necesitar el cliente, que no tenga que buscarla durante mucho tiempo ni imaginarla, puesto que en ese caso no se fiará de la web y se acabará marchando.

Nos referimos a información como gastos de envío, devoluciones, método de pago… Y sobre todo si esta información es beneficiosa para el usuario, por ejemplo, el hecho de no tener que pagar gastos de envío es un punto a favor hacia tu e-commerce, por lo tanto, esa informacion es mejor que esté a la vista y disponible de forma sencilla.

También es interesante pensar en las fotografías de los artículos, ya que en muchos casos en los comercios online que acaban de empezar tan solo se ven imágenes de proveedores, de mala calidad y que poco tienen que ver con el producto real que va a recibir el cliente.

Por eso, aunque cueste algo más de tiempo, sin duda merece la pena hacer fotografías de los artículos, imágenes reales que vayan a darle una idea de lo que están adquiriendo.

Y hablando de los productos, haz siempre una detallada descripción de todas sus características, composición, materiales, tallas, colores… En definitiva, que el usuario no se quede nunca con ninguna duda, ya que las dudas llevan a la desconfianza y al abandono de la web.

Usar enlazado interno hacia otros artículos

Y por último algo que va a mejorar en gran medida la usabilidad de la web es todo lo que tiene que ver con el enlazado interno y con los artículos relacionados.

Puede que un cliente haya visto algo que le guste pero que no encaje exactamente con lo que estaba buscando, por ello es importante poner artículos similares cerca, ya que en ese caso puede que acabe encontrando algo que le encaje perfectamente y que decida adquirirlo.

En definitiva, piensa siempre en aquello que te gustaría encontrar a ti en un negocio online, ya que en Internet cualquier duda, puede ser una venta perdida.

Puntúalo!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Deja una respuesta