El peligro de tener Thin Content en tu web

En el caso de realizar un análisis o diagnóstico de optimización SEO en nuestra página web, uno de los términos o factores que esperamos que no aparezca es el relativo a Thin Content.

Este término identifica lo que podríamos traducir como “contenido pobre”, uno de los elementos más negativos que podemos tener en nuestro website, incluso si no queremos rentabilizarlo precisamente por el contenido que publiquemos.

¿Qué peligro tiene el Thin Content?

Cuando creamos una página web y le dotamos de contenido, posteriormente comunicamos directa o indirectamente a Google que la página existe y queremos que se indexe. Por tanto, Google va a actuar de forma negativa en caso de que encuentre Thin Content, al menos con perjuicio a nuestros propios intereses.

Las consecuencias de tener Thin Content pueden variar en base a lo que Google identifique como más o menos grave. Por ejemplo puede que no consigamos una buena posición en los resultados de búsqueda o puede que la url termine no indexándose, si el buscador considera demasiado importante el problema.

En el peor de los casos, una página con Thin Content extiende toda la penalización a un website y éste sufre un descenso en los resultados de búsqueda o incluso desaparece para términos en los que disfrutaba de una buena posición.

¿Qué factores pueden provocar la existencia de Thin Content?

El término “contenido pobre” es demasiado amplio como para identificar en primer lugar qué puede ser catalogado de esta forma, por esa razón enumeramos a continuación algunos síntomas, que pueden darnos pie a pensar que estamos generando o teniendo Thin Content en nuestra web.

El caso más claro es aquél en el que el contenido es demasiado breve. Páginas que superen las 1.000 palabras es difícil que sean consideradas Thin Content, si bien esto no siempre es fácil de aplicar, por ejemplo en páginas corporativas o fichas de productos de una tienda online.

Un caso grave de Thin Content es el conocido contenido duplicado. Copiar contenido de otro sitio resta originalidad, no ofrece ninguna utilidad a los usuarios y encima es penalizable por el buscador, siendo considerada una de las peores acciones que puede realizarse para posicionar un website.

Thin Content también hace referencia a la sobreoptimización SEO de un contenido, en el que el lector encuentra dificultad para leer y comprender lo que hay escrito, porque está más enfocado a un entendimiento por parte de un robot de búsqueda que por un usuario.

¿Cómo detectar Thin Content?

En la mayoría de casos, los administradores web pueden identificar fácilmente qué podría ser detectado como Thin Content en su página web. No obstante, en websites de considerable tamaño o por parte de profesionales que no tengan constancia de su existencia, lo mejor es realizar los mencionados diagnósticos SEO, centrando la investigación sobre todo en los elementos de contenido de la web.

Una vez identificados los lugares que pueden estar reflejando características propias de Thin Content, debemos solucionar el problema. En la mayoría de casos, reescribir y optimizar correctamente el contenido soluciona el conflicto.

No obstante, si esto no es posible podemos optar por solicitar la no indexación de la página, con lo que al menos no recibiremos ninguna penalización.

También podemos revisar las herramientas de publicación de contenido automático que tengamos con el fin de optimizarlas mejor.

Por último, podemos además mejorar el contenido de una página con elementos de acompañamiento como imágenes, infografías o vídeos, con el fin de ofrecer una mayor utilidad en su visita a los usuarios.

Puntúalo!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

1 comentario

  • Mercedes Gomez Bistiancic

    agosto 25, 08 2017 05:14:48

    Hola! voy a tener esto en cuenta! He creado hace poco mi blog y si bien trabajo hace muchos años en esto, me la paso leyendo blogs y tutoriales ahora para poder crear contenido de calidad. Es muy bueno todo lo que encontrado aqui !

Deja una respuesta