¿Hacia dónde viajamos con Google Colibrí? Cambios en el algoritmo

Desvelamos los secretos de Google Colibrí, la última actualización del algoritmo de Google

La verdad es que seguramente a más de uno se le ponga la piel de gallina cada vez que hablamos de una nueva actualización del algoritmo de Google. Que si Panda, que si Pingüino y, ahora Colibrí. Una serie de cambios, que según las altas esferas del gran buscador están enfocadas a conseguir una serie de resultados mucho más naturales y pensados en el lector.

 Google Colibrí

Una serie de premisas las que hemos comentado que tienen su máxima expresión en este nuevo algoritmo. Ahora veremos sus peculiaridades pero ya podemos adelantar que lo que el gran buscador busca, valga la redundancia, es que el lector, el consumidor de internet, pueda preguntarle como si fuera una persona.

Google Colibrí, una conversación con un ser humano

Eso es precisamente lo que se pretende con esta nueva modificación en el algoritmo. Hacer que Google se parezca lo máximo posible a una persona. Una persona que reciba nuestras preguntas y que, del mismo modo, responda de una manera clara y concisa. Y es que lo que se desea es que la información que nos proporcione internet sea una información útil y no una información que no aporte ningún dato.

¿Se puede posicionar mejor haciendo artículos con preguntas?

No exactamente. Hay que decir que en ese sentido hay que continuar escribiendo y elaborando los artículo tal y como se venía haciendo hasta ahora. No hay que convertir los textos en una amalgama de preguntas con el objetivo de que Google nos haga caso. De hecho, y la experiencia en este sentido nos daría la razón, dichos textos dejarán de tener validez en el momento en el que otro nuevo algoritmo vea la luz.

Es por ello que hay que crear artículos sólidos. A prueba de los animales de Google. Sin embargo, lo que sí podemos hacer de cara a conseguir un mejor trato de Google es aprovechar las URL para dejarlas en forma de pregunta. De ese modo, tendremos un texto, la parte más importante del posicionamiento, sólido y consistente, mientras que la URL la dedicamos a enfocarla a Google Colibrí. Una técnica, sin embargo, que como siempre sucede con Google hay que llevarla a cabo con mucho cuidado.

El último aspecto importante de Google Colibrí

Una vez dicho todo esto, hay que destacar que el pajarito de Google, perdonadme por la expresión, pretende una cosa más con todo esto. Pretende darle una importancia muy elevada a la geolocalización. Es decir, gran parte de los resultados que nos devuelva, y siempre que esto sea posible evidentemente, van a ir enfocados a negocios o sitios locales, de nuestra zona.

 Google-Colibrí-1

De este modo, como se puede, ver se personaliza mucho más las respuestas y se trata de darlas de una manera mucho más práctica porque si, por poner un ejemplo, buscamos “cursos presenciales de SEO” y estamos en Madrid, ¿de qué me serviría un resultado proveniente de Argentina? Y es que ya no va a hacer falta que especifiquemos el lugar en donde queremos aquello que estemos buscando.

No obstante, y como conclusión final, hay que decir que el mejor consejos que podemos dar, y la mejor pauta que debes seguir es la que siempre hemos dado hasta ahora, es decir, que escribas con naturalidad y que crees contenidos pensando en el usuario y no en Google.

De ese modo no importará el número de actualizaciones que vayan llegando ni los cambios que se produzcan. Tus textos serán de la suficiente calidad como para que Google siempre los tenga en cuenta. A partir de ahí ten por seguro que las visitas, tarde o temprano llegarán porque, lo queramos o no, en el fondo, muy en el fondo dirán muchos, Google es un tipo agradecido.

Puntúalo!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja una respuesta